Esta mañana del último domingo de marzo, salió el sol a su hora, indiferente al adelanto de los relojes.

Siendo el sol cumplidor en todo, ayer se acostó antes del toque de queda en un hotel del norte de Madrid (según informaba la anterior entrada de este blog). Esta mañana iluminaba Campo Real, dentro de la Comunidad. Hacía el paripé de no saltarse los confinamientos perimetrales. 

Abrir el chat

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar