Paseando, me llama la atención una pequeña roca de granito cubierta de vegetación. No mide más de 20 centímetros cuadrados. Acerco el zoom de la cámara del teléffono móvil. Todo un microuniverso de flora y fauna queda al descubierto.

Imagino que soy una hormiga, explorando un hermoso mundo lleno de vida y posibilidades.

Abrir el chat

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar