“En el inicio de esta amistad que estoy seguro nos depara grandes e intensos momentos de enriquecimiento mutuo” decía la dedicatoria de Carlos Pombo, Suria para los amigos, en diciembre de 2018. Dos años he necesitado para profundizar en su obra. Casi el mismo que él necesitó para realizar su elaborada introspección dibujada del “koan” que presenta la continua encrucijada del caballero andante. Suria ofrece una visión integral Oriente-Occidente al desvelar la trama cervantina como un mandala de geometrías a recorrer para llegar al centro: allí donde residen la sabiduría, la bondad y la belleza infinitas.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar