Hoy, 19 de abril, se celebran el Día mundial del chino (aunque la ONU lo fijó para el día 20) y el Día mundial de la Bicicleta (aunque también se festeja el 3 de junio).

Hace tiempo que siempre llevo libros en mis largos o cortos trayectos en bicicleta. A veces, sólo manuales y diccionarios de chino, idioma que tomo y dejo por periodos desde 1996. Hoy decido retomarlo.

El chino te obliga a hacer sinapsis no habituales para los que solamente estamos acostrumbrados a lenguas occidentales. Un concepto te lleva a otro y, al final, a expresiones insólitas. La bicicleta permite adentrarse por senderos y parajes que ningún otro medio de transporte puede explorar. Solamente puede compararse con un buen calzado y la marcha a pie. 

 

Abrir el chat

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar