Las llaves abren puertas. Las claves nos dan acceso a sitios protegidos. A veces las perdemos y tenemos que rehacerlas. Más difícil es encontrar la llave para abrir el corazón de una persona. ¿Y cuáles son las claves de las buenas relaciones y de la felicidad?

Muchas personas se encuentran encerradas en situaciones que las ahogan. Buscan la forma de salir como si estuvieran dentro de una jaula. Pero la puerta se abre desde dentro. Desde un espacio de claridad interior, podrían darse cuenta de que buscan llaves allí donde no hay puertas. En la imagen, nos vemos tentados a elegir la llave roja que está en el centro o a pensar en decenas de combinaciones para encontrar una configuración de acceso. ¡Es una trampa limitadora!

 

 

 

 

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar