Para todos el día tiene 24 horas y la semana 7 días. No existe falta de tiempo, sino exceso de deseos. Suprime planes y expectativas y se acabará el estrés. No es “dolce far niente” ni pasotismo. Prioriza y escalona lo que no puedes suprimir. La oveja-caniche de nieve no tiene prisa en derretirse ni miedo a congelarse. Le sobra tiempo. (Dedicada esta entrada a mi amigo Arón)
Abrir el chat

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar