Hay libros que no caducan. Uno de ellos es “Plenitud radiante. Meditando juntos” de Vicente Merlo. Buen amigo y compañero del caminar por la vía de la meditación anclada en la realidad.  En el 2009 me dedicaba un ejemplar, que todavía leo y releo: “Para Alfonso, recordando el pasado compartido, proyectando el futuro creativo, viviendo el presente incesante”. Este presente vuelve a manar, doce años después, en esta entrada de mi blog, recomendando encarecidamente leerlo y practicarlo. 

Entre las raras cualidades de Vicente, admiro la profundidad de su investigación teórico-práctica, su sólida formación filosófica y la constancia de su vocación de compartir, a través de sus numerosos libros y  grupos, la vía compasiva del compartir lo que sabe y ha experimentado.

Nos conocimos hace más de tres décadas en una comunidad de búsqueda espiritual, cuando él volvía de una prolongada estancia en Auroville, India, donde había profundizado en las enseñanzas de Aurobindo, Madre y Satpren. Posteriormente ha integrado otras muchas. A diferencia de los que van de “maestros” exclusivos, Vicente da voz en esta obra a otros meditadores reconocidos, así como a participantes del grupo que mantuvo en Barcelona todos los jueves al atardecer.

 

Abrir el chat

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar